Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe

¿Cuál es el panorama de los derechos humanos en Colombia?

Por: Nataly Ramírez

San Pedro Claver,  misionero y sacerdote jesuita, considerado apóstol de los esclavos en Cartagena, durante la primera mitad del siglo XVII, fue considerado como el primer defensor de los derechos humanos en el país. Falleció el 9 de septiembre de 1654, en su honor y recordando su trabajo, el  Congreso de la República expidió la Ley 95 de 1985, mediante la cual se declara esta fecha como Día Nacional de los Derechos Humanos.

En Colombia, los derechos humanos se definen como las libertades y las garantías que le permiten a una persona vivir de forma digna, independiente de su pensamiento, etnia, religión, sexo o edad. 

La Declaración Universal de los Derechos Humanos, establece que todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y deben comportarse fraternalmente los unos con los otros. 

Justamente esta fecha coincide con la conmemoración de la semana por la paz que se desarrolla del  6 al 13 de septiembre, momentos atípicos que se dan en medio de la pandemia que vive el país por el coronavirus. 

Sin embargo, para diferentes colectivos de víctimas, organizaciones sociales y entidades del Estado, más que un día para celebrar, es una llamado de atención frente a los diferentes hechos de violencia que se están presentando en los territorios; en donde, los derechos a la vida, la paz, la libertad y a una vida digna, están siendo vulnerados.

Panorama nacional 

En lo corrido de este año, la Defensoría del Pueblo ha emitido 20 alertas tempranas, en donde ha llamado la atención por la situación de comunidades étnicas, indígenas, afrodescendientes, defensores de derechos humanos y demás, porque los grupos armados ilegales han intensificado sus hechos violentos, y han fortalecido sus economías ilícitas como el narcotráfico, afectando a sus habitantes.   

Los desplazamientos, confinamientos, asesinatos, y en los últimos meses las masacres, se han acentuado pese a la pandemia, siendo Nariño, Chocó, Sucre, Caquetá y Antioquia algunos de los departamentos con más afectaciones. 

Con corte al 20 de agosto, según la Unidad de Víctimas, en el país se han presentado 45 emergencias humanitarias, con más de 15 mil personas afectadas. 

“La Unidad ha coordinado la atención de estos eventos masivos que han producido desplazamientos y confinamientos de las comunidades. Los entes territoriales nos ayudan a atender estos eventos en la primera fase de la inmediatez. Del total de las emergencias casi el 50 % se han registrado en el departamento de Nariño, principalmente en la costa pacífica nariñense”, aseguró Ramón Rodríguez, director de la Unidad para las Víctimas. 

Este panorama ha sido confirmado por la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), que en su más reciente informe reveló la situación humanitaria del país en los primeros siete meses del año. 

“El 71% de las personas desplazadas en los siete primeros meses del año se concentran en departamentos del pacífico (Nariño, Chocó y Cauca), seguido de la región noroccidente (16%), oriente (12%) y otros departamentos del centro/sur.  El número de personas desplazadas casi alcanza las personas desplazadas de 2019; sin embargo, hay un aumento del 32% en el número de eventos. La recurrencia de desplazamientos en los mismos municipios, genera revictimización de las personas y desborde de capacidad para la atención de las necesidades generadas. La principal causa de los desplazamientos en 2020 son los enfrentamientos entre grupos armados al margen de la ley (56%), seguidos de las amenazas contra civiles (39%)”, informó la OCHA.

El organismo internacional, también llamó la atención frente a lo que está ocurriendo con los confinamientos, que en este 2020 tienen un aumento significativo, comparado con el mismo periodo del año anterior. 

“Entre enero y julio del presente año y en relación con el mismo período en 2019, se registra un exacerbado aumento de personas confinadas (387%). El 54.9% de las personas afectadas por confinamiento son de la región del Catatumbo (Norte de Santander), principalmente en el marco del paro armado de febrero”, alertó el organismo humanitario. 

La Fundación Ideas para la Paz, presentó recientemente un panorama sobre los homicidios en el país, haciendo énfasis justamente en los efectos de la pandemia. Se encontró que, pese al confinamiento, la tendencia de homicidios se mantiene, así como los hechos violentos.

Durante los meses de aislamiento (marzo y mayo) este delito (homicidio) se redujo un 29,7% pero, “queda la duda de los 1.637 casos de homicidios ocurridos en un poco más de dos meses, tiempo en el cual se encontraba limitado el derecho de circulación de la mayor parte de la población, y en el que se habían reducido las actividades económicas a lo básico”, dice el informe. En este caso, la Fundación se pregunta si estos homicidios fueron producto de problemas de convivencia o de delincuencia común.

Otro hecho que preocupa en el país y vulnera de forma significativa los derechos humanos son las masacres. Según el Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz), este año se han presentado 55 masacres con un total de 218 fallecimientos. El mes con más homicidios múltiples fue agosto con 11. Antioquia, Nariño y Santander son los departamentos más afectados por este flagelo. 

Voces de las organizaciones

En este día de los derechos humanos diferentes organizaciones hacen un llamado para que cese la violencia, y se pueda garantizar el buen vivir de las comunidades, en especial en aquellas que, de manera histórica, han sido golpeadas por la violencia. 

“Son momentos muy dolorosos y difíciles en los territorios, en donde la vida de los líderes ha sido arrebatada. Duelen los jóvenes y todo lo que está sucediendo. Organizaciones sociales están levantando la voz ante lo que está pasando. El 9 de septiembre es el Día Nacional de los Derechos Humanos, fiesta de San Pedro Claver, por ese motivo, esas situaciones que comprometen la vida y la garantía de los derechos humanos no pueden pasar por alto”, aseguró Fernando Sarmiento, coordinador nacional de Redprodepaz, una organización que trabaja en pro de los derechos humanos. 

La Iglesia católica también ha llamado la atención del Gobierno y demás entidades del Estado, que deben garantizar la vida y tranquilidad de las comunidades, para que se atienda de una manera integral esta denominada “crisis de derechos humanos”. 

“El Día de los Derechos Humanos se desarrolla en medio de una pandemia, unas circunstancias en las que el país está muy conmovido por el asesinato de cientos de personas, entre ellos líderes sociales, excombatientes. Jóvenes y comunidades de distintos orígenes, se han visto amenazados y asesinados. Es necesario frenar cualquier tipo de violencia y superar estos momentos difíciles”, aseguró monseñor Héctor Fabio Henao, director de Pastoral Social. 

Como respuesta, y reconociendo las necesidades que hay en las comunidades, hoy el presidente Iván Duque, y la consejera presidencial para los Derechos Humanos y Asuntos Internacionales, Nancy Patricia Gutiérrez, hicieron énfasis en los jóvenes y sus talentos, fomentando una cultura de respeto y protección. 

“La Consejería Presidencial viene trabajando en la promoción de una cultura de derechos humanos desde la premisa de sembrar valores para la convivencia, para lograr una sociedad en la que todos quepamos, desde la legalidad como mecanismo transformador, que ayude a eliminar cualquier tipo de violencia; además de fortalecer el trabajo de las comunidades con iniciativas colectivas que ayudan a construir sociedad”, afirmó la consejera Nancy Patricia.